Copywriting

¿Sabes cuál es la sensación de buscar en Internet por una palabra y esperar que aparezca tu empresa pero encontrarte con que no hay ni rastro de ella? No dan ganas de nada, te lo aseguro. Porque si no estás entre los primeros puestos de la primera página de resultados de un buscador, es como si no existieras.

Conseguirlo no es fácil, pero tampoco te va a costar millones, ni de euros ni de días. Y, sin ser un experto en posicionamiento, tú también puedes hacer mucho por escalar posiciones en los resultados de búsquedas. ¿Cómo? Muy sencillo: con los textos de tu web y, en concreto, con cada entrada que escribes en tu blog.

 

Sí, sí. Así como lo oyes. Y para ayudarte voy a darte algunas claves básicas para conseguirlo. No te convertirás en referente en el mundo del posicionamiento en Internet pero adelantarás a muchos aplicando estos consejos.

 

1. Ten claras las palabras clave de tu actividad

Adivinar qué pondrán los usuarios en el buscador que les llevará hasta ti es fundamental. Puede ser una única palabra clave o un sintagma o frase. En cualquier caso, debes tener clarísimo qué término o términos les llevarán hasta ti. Y una vez que los conozcas… ¡úsalos! Eso sí, ten en cuenta que el abuso es un extremo del que  no sacarás nada.

Para encontrar las palabras clave de tu sector puedes disponer de muchas herramientas. Te aconsejo una gratuita y de fácil acceso: Keyword Planner.

 

2. Títulos claros y con gancho

Las primeras palabras que se va a encontrar tu usuario -y también Google cuando entre en tu página- son las del titular. En él está gran parte del éxito del contenido y de su capacidad de enganchar puede depender tu visibilidad.

Desde el punto de vista del posicionamiento es ideal que la palabra clave más importante aparezca en el titular y esté, además, lo más a la izquierda posible. No tengas en cuenta los artículos y preposiciones, que al generar el enlace caen automáticamente.

 

3. Un primer párrafo que continúe la idea

Lo siguiente es el primer párrafo, que en ocasiones es una entradilla. Y en esta parte se condensan las respuestas a algunas de las preguntas que resuelve el artículo.

Además, ayuda al lector a ubicarse en el camino que comienza: el de aplicar la información sobre el tema tratado. Por eso el primer párrafo es casi tan importante como el titular y en él es aconsejable que aparezca también la palabra clave.

 

4. Cantidad de palabras

Sobre la cantidad de palabras, para un artículo de un blog es recomendable sobre pasar las 500, sin tampoco excederse demasiado -porque la cantidad y la calidad no siempre van de la mano-.

Apuesta por seleccionar algunas ideas y explicarlas con claridad, dejando herramientas de ayuda para los lectores que quieran o necesiten ampliar la información que les ofreces.

 

5. Enlaces internos y externos

El enlace interno es el que lleva al lector a otro punto de tu web o blog. Y el externo, el que lleva a una página externa. Y tanto unos como otros son recomendables. Ayudan a aplicar conocimientos y generan colaboración con las páginas enlazadas.

Una recomendación: ponlo de forma que, al pulsar en él, abra una nueva pestaña, para que el usuario no te pierda de vista.

 

Herramientas gratis de SEO:

Google Keyword Planner

Google Trends

Keyword Generator, de aHrefs

Claves para que tu texto esté bien posicionado y te aporte visibilidad
Claves para que tu texto esté bien posicionado y te aporte visibilidad
Claves para que tu texto esté bien posicionado y te aporte visibilidad
Claves para que tu texto esté bien posicionado y te aporte visibilidad