Redes Sociales

Conseguir visibilidad y clientes en redes sociales conlleva tener muy claro el mensaje a comunicar y disponer una estrategia bien pensada. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Cómo fijar los objetivos y comprobar si los estás cumpliendo?

0. Introducción

Una buena estrategia en Instagram pasa por dos grandes objetivos: tener claro el mensaje y realizar una planificación exhaustiva. Muchos usuarios se lanzan a la red sin tener previamente un plan para hacer llegar un mensaje. Y el resultado está claro: fallo estrepitoso.

En este artículo te enseñaré a realizar una buena estrategia en Instagram, sin liarte con objetivos complejos y usando las aplicaciones que ofrecen mejores resultados. Paso a paso, directo al objetivo.

 

1. Define qué quieres comunicar

Tener claro el mensaje, la idea a comunicar, es fundamental. De ese mensaje surgirá todo el contenido de valor para el público al que te diriges, que encontrará en tu marca la necesidad al problema que presenta.

Piensa que nadie regala nada, y menos tiempo. Por eso, la batalla está en ser el elegido para que los usuarios presten su atención a tu contenido, elijan darle su Me Gusta, comenten lo que ven, etiqueten a otros amigos para que también lo vean o incluso lo compartan en sus propias redes.

En este punto suele ayudar mucho la capacidad de empatizar con el público: si estuvieras al otro lado, ¿lo harías? ¿Interactuarías con el contenido que vas a publicar si fueras público? ¿Lo recomendarías? Un NO por respuesta es el mejor motivo para cambiar la estrategia y optar por posts que de verdad merezcan la atención y el tiempo de los que están al otro lado.

Por otra parte, el fin (que te lean) no justifica cualquier medio. Si para no pasar desapercibido tienes que perder tu identidad, o faltar a tu verdad, o comunicar algo con lo que no te identificas, estarás sembrando un negro futuro en tus redes sociales. Porque puede que, en un principio, consigas interacciones y hasta un cierto nivel de viralidad. Pero eso será “pan de hoy y hambre de mañana”.

Entonces, ¿cómo resolver el dilema? Lo ideal es ser auténtico y atractivo, único e interesante. Y, créeme, puedes conseguirlo. El primer paso hacia ese fin es pensar en clave de utilidad y atractivo y, como te comento, empatizar con el destinatario: no publiques lo que tú mismo no atenderías.

2. Imagen de marca

Que sí, que la imagen de tu marca es vital para que caigas en gracia al público general. NO en vano,  cada año se gastan centenares de miles de millones en los distintos canales publicitarios en todo el mundo, y de esta inversión una gran parte está orientada a la identificación de la marca.

Así es como grandes como Nike han conseguido que un rasgo gráfico comunique todo un conjunto de valores.

El ejercicio a realizar en esta parte consiste en desarrollar tu propio manual de branding, el documento en el que recoges en detalle el aspecto que tendrá tu marca: tipos de letra, colores, elementos gráficos… Cuanto más estudiado sea este manual, más fácil reconocerán tu empresa aquellos a los que quieres llegar.

Y una vez conseguido el manual, el camino consiste en crear y publicar. Las redes sociales deben estar al día, la web bien posicionada y tus clientes y potenciales clientes informados de tus novedades. Para esto necesitamos el siguiente paso: una buena planificación de contenidos.

3. Planificación de contenidos

De esta estrategia dependen en gran medida los resultados. Por ello es importante:

-definir las redes o canales en los que vas a comunicar

-el tipo de discurso que vas afirmar

-los productos en lanzamiento y sus embudos de venta

-el tipo de contenido que generarás (infoproductos, vídeos, lanzamientos en webinar…)

-el número de veces que publicarás contenido

-la organización de la gestión de tu comunidad, respondiendo a comentarios y generando interacciones en el sector que te interesa

-organizar la información de la que dispones para ofrecer el mejor de los servicios informativos

Parte de la base de que en Instagram, como en las redes sociales en general, prima la regla de la prueba/error. Nadie tiene la verdad absoluta y lo que funciona va a misa.

4. El análisis, que no falte

Por supuesto, si no estás midiendo lo que estás haciendo es difícil saber si vas por el buen camino o debes cambiar de carril. La medición es parte fundamental de una buena estrategia para Instagram. Y, sin embargo, en esta red tenemos el inconveniente de que la herramienta nativa de analítica es muy básica para cuentas que no llegan a los 10.000 seguidores.

¿Alternativas? Muchas. Pero, sobre todo, que no te desborden las cifras. Usa sus KPI estratégicos para comparar y céntrate en esos resultados para decidir. Del ruido de la cantidad ingente de datos no sacarás conclusiones en claro.

5. En conclusión

Eres capaz de firmar una estrategia de éxito en Instagram sin que ello conlleve hacer un Máster en Marketing Digital. Basta con tener claros los siguientes aspectos:

-el mensaje que quieres transmitir (y a quién)

-los valores y detalles de tu marca

-la organización de la información

-el análisis de los resultados

El camino, como dijo el sabio, se hace andando.

Recuerda que puedo ayudarte a andar ese camino. Con más de 28 años de experiencia en el mundo de la comunicación, muchos de ellos centrados en la creación de contenido digital, la visión que puedo aportarte sin duda te será de ayuda para triunfar en Instagram. ¡Consúltame!

 

Cómo hacer una buena estrategia en Instagram
Cómo hacer una buena estrategia en Instagram
Cómo hacer una buena estrategia en Instagram